portada

Jalisco, Tesoro artesanal

Las manifestaciones de arte popular en Jalisco son muy diversas, pues es una de las entidades con mayor variedad y riqueza artística, algunas de estas manifestaciones tienen sus orígenes en la época prehistórica, como el trabajo en hueso, otras más coloniales, como la forja de metales, solo por ejemplificar.

Cada pieza es un archivo que no solo expresa el arte, la habilidad y la imaginación de quien la fabrica sino también un testimonio que guarda, sin pretensiones, la historia, la tradición, la técnica y el entorno natural. Por eso cada obra de arte popular es un denso concentrado de cultura.
Pero este es un mal tiempo para las artesanías, es un mundo enamorado de lo desechable, que se rinde ante la tecnología y que se aleja cada vez mas de la naturaleza, el arte popular pierde terreno. Lucha por sobrevivir en una época en la que se valora ante todo la productividad, la eficiencia y la ganancia; en la que la paciencia se vuelve sinónimo de perdida y el trabajo manual significa atraso.
En este texto mencionamos algunas de las técnicas mas utilizadas en el estado de Jalisco para la elaboración de artesanías como lo son el barro, Cera, chilte, fibras vegetales, metales, talabartería, Hueso, madera, piedra, vidrio y cristal, textiles, bordados y deshilados.
Barro.
La Rama artesanal que destaca en Jalisco es la Alfarería, cuya aparición se remonta a la época prehispánica, el principal productor de alfarería y cerámica en Jalisco es el municipio de Tonalá seguido de Tlaquepaque, su fama ha trascendido las fronteras de nuestro país, desde la época colonial lo cual pueden constar en algunos museos europeos. Por otro lado Tlaquepaque debe su fama a los retratos en barro de personajes de la historia de México. Algunos otros municipios como Zapotlan El Grande, San Marcos, Tapalpa, Talpa, Tuxpan y Encarnación de Díaz fabrican objetos comerciales que conservan parte del legado alfarero.
Cera.
En “la tierra de la Fiesta”, Tuxpan, la familia Fernández de la cruz es la única que conserva la tradición en esta región  de la fabricación de velas de cera y de la elaboración de la “cera escamada”, de belleza sin igual.
La cerería fue una actividad importante hasta principios del siglo XX en el país, debido a la gran demanda que fue desapareciendo a medida que la energía eléctrica entraba a los hogares y sitios de culto, si bien ha sido una pequeña industria, los artesanos mexicanos, en particular los jaliscienses, han utilizado la cera para elaborar bellísimos adornos rituales.
Para la fiesta del señor del perdón, patrono de Tuxpan, la familia Fernández se esmera para decorar el altar mayor de la iglesia parroquial con bellísimas velas escamadas, que son utilizadas como exvotos.
Los diseños de la familia Fernández son antiguos y algunos más son creados por ellos.
Chilte.
Una de las artesanías poco conocidas son las figuras elaboradas con chilte, llamado popularmente chicle. Esta goma en la época prehispánica era masticada en estado natural, posteriormente se le agrego saborizante, conociéndole como chicle mexicano.
El árbol de chicozapote es común en la región de la costa, entre tuito, la cuesta y llano grande, en puerto Vallarta.
Hay personas que se dedican a extraer de estos arboles la goma, que es procesada y pintada en rosa, verde, azul, rojo, amarillo y morado, para luego venderla a los talpenses a fin de que hagan diversas figuras de chicle.
 La goma se extrae del árbol por medio de cortes en zigzag hechos con una uña de fierro.
Fibras vegetales.
Las fibras vegetales eran utilizadas desde el periodo prehispánico para elaborar petates, sogas, diversas cestas, lazos entre otras artesanías, en la actualidad en el estado de Jalisco se conservan objetos artesanales que datan del periodo colonial, como son los sobreros del palma trenzada de ala corta y ancha. Teocaltiche es el centro productor, lugar en el cual también se elaborarán escobetas finamente decoradas. En la localidad de Acatlan de Juárez, Jalisco sobreviven las tradicionales militas cargadas con dulces del jueves de corpus christi y muñecos de hojas de maíz decorados con anilinas.
Metal.
En la antigua población indígena de Sayula, se ejerce uno de los oficios mas pesados del arte popular: la metalistería. Aquí, desde la época colonial, se desarrollo la industria de la forja del hierro y despues del acero, para producir cuchillería fina y elegante, pero también sobria y utilitaria.
Para mesoamerica se tiene noticia que los metales se empezaron a trabajar a partir del año 900 después de Cristo. En Jalisco, el descubrimiento más antiguo corresponde a piezas de bronce localizadas en barra de navidad.
Desde la época colonial en sayula aparecieron “herreros de calidad que abastecerían la región, creando  una tradición que se acrecentó a través del tiempo”. Fue la cuchillería que mas destaco, alcanzando prestigios a fines del siglo XIX y principios del XX, los maestros herreros que dieron prestigio al cuchillo sayuteco Benigno Larios continuando algunas familias de tradición en la cuchillería como son: garcia, larios, ramos, Ojeda y cibrian.
Talabartería.
En la época prehispánica, los pueblos indígenas ya utilizaban pieles de diversos animales para las armas, los instrumentos musicales de percusión y las indumentarias, pero el trabajo artesanal en cuero y piel que actualmente pervive es la herencia española.
 En Jalisco, actualmente los artículos charros destacan por su extraordinario trabajo artesanal y artístico, muestra de ello son los elaborados en la población norteña de colotlan, donde se borda la vaqueta con finos hilos de pita y se hacen sillas de montar de faena y de gala, cintos, huaraches, bolsas y carteras.
También algunos municipios los trabajos en piel ligados a la charrería son variados y de calidad, como en lagos de moreno, cocula y tapalpa donde los trabajos en piel pueden ser cincelados, bordados o con aplicaciones en hueso y metal.
A través de la historia oral a sido posible construir este texto, buscando aquí y allá a los personajes que dieran voz a esta historia, recorriendo la geografía Jalisciense con paisajes tan fascinantes que inciden en la creatividad del artesano. Así es Jalisco, tan diverso en todo clima, relieve, cultura t tradiciones. Tambien ha hurgado en los acervos bibliográficos y documentales, a fin de que den pistas para reforzar este tema en arte popular.
El barro,
la cera, la piel, el metal, el vidrio, el cristal, el chilte, fibras vegetales, hueso, la madera, la piedra y los textiles son las materias primas utilizadas por las mujeres y los hombres para transformarlos en objetos utilitarios y decorativos: vajillas, jarrones, sillas de montar huaraches, esperas navideñas, juguetes, sombreros, platones, baleros, juegos de ajedrez y domino, jarros, molcajetes y sarapes, Y aunque los usos y costumbres hayan cambiado en estos tiempos de modernidad, se añora el ayer, que gran medida mantiene vivas las artesanías del estado de Jalisco.
Autor y derechos
Extracto de la obra literaria: Jalisco, tesoro artesanal, escrito por Laura González Ramírez publicado por: consejo estatal para la cultura y las artes Jalisco.
Gobierno del estado de Jalisco, av. Jesús garcia 720 col el santuario, Guadalajara, Jalisco.

LEAVE COMMENT