portada

Hacienda El Carmen Hotel & SPA

Magia y nostalgia del México que existió.

Existe una tierra bendita, rodeada de árboles, aire puro y un fresco roció sabor a caña, aquí el tiempo se detiene para regalarnos tranquilidad; en su suave brisa, se puede escuchar el débil sonido del trote de un caballo, el paso apresurado de las carretas, el sonido de las ollas de barro en donde se preparaban los alimentos; y por la tarde el alegre cantar de los peones terminando su jornada. Hacienda el Carmen, es un viaje al México místico, en donde la naturaleza vive un eterno romance con la tradición y la construcción, un lugar donde al sol le gusta danzar con las sombras de cada uno de los arcos que permanecen allí, como queriendo contar una historia de las tantas que han tenido. Estar ahí es emprender una aventura al pasado con todas las comodidades de la modernidad, es el lugar perfecto para el romance y el descanso; en pocas palabras, es un lugar al que solo le falta un mariachi y la voz de Pedro Infante cantando en alguna ventana.

La Historia

Hacienda el Carmen cuenta con un gran pasado histórico, ubicada en Ahualulco de Mercado Jalisco y nacida por encomienda de la corona española, se le otorga la propiedad al señor Francisco Melodio Velasco en el siglo XVI, pasando a sus descendientes hasta que una de ellos, la Sra. Francisca Figueroa Viuda de Águila, sin herederos cede los derechos a la orden de las Carmelitas Descalzas, suceso tras el cual adopta el nombre de Hacienda Santa María de Miraflores, que al pasar de los años cambia a Hacienda El Carmen de Miraflores, y así, hasta adoptar su nombre actual. Durante la administración de las carmelitas al frente de la Hacienda, se logró con los beneficios de las cosechas la construcción del Convento y la iglesia del Carmen en Guadalajara, pero años más tarde con las reformas del Presidente Juárez, esta propiedad que contaba más de 60 mil hectáreas altamente productivas, clima generoso, tierras muy fértiles, abundancia de agua y una ubicación privilegiada, es expropiada y entregada al General Florentino Cuervo en 1860, comenzando una larga lista de propietarios; en este proceso las tierras de la Hacienda son repartidas a los ejidos de El Carmen, Chapulimita, La Peña, San Ignacio, El Amarillo y otros, quedando sólo una pequeña propiedad. Es a finales de 1959 cuando la adquiere don Pablo Serrano Estrada y este la vende a su yerno el Dr. Joaquín Baeza del Monte y la Señora Martha Serrano de Baeza, familia a la que actualmente pertenece. El Casco de la Hacienda es de estilo colonial característico de la zona, su construcción inició en 1722 y concluyó 5 años después.  La segunda planta, es estilo neoclásico construida a finales del Siglo XIX,utilizando básicamente adobe, ladrillo, cantera y piedra, materiales existentes en la zona, además de madera de mezquite, cedro y pino de la región de los cerros de Tequila y Ameca, y la herrería corresponde al Siglo XIX. Sus pisos y azulejos de barro y cerámica están decorados a mano.

Como resultado de la acertada visión de la familia Baeza Serrano, Hacienda El Carmen se ha convertido en un exclusivo Hotel & Spa, resultado de un proyecto de desarrollo de turismo rural, que llevó cinco años de arduas tareas de restauración, adaptación y promoción, logrando su apertura hace poco más de cinco años en los que han hecho de la finca, el lugar de descanso preferido por los tapatíos.

La recepción es encantadora, Hacienda El Carmen es una experiencia inolvidable, Es la magia y la nostalgia del México que existió y no conocimos; es llegar a casa y ser recibidos con una rica agua fresca de horchata, mientras nos relaja escuchando de fondo el festivo son de un mariachi, y descansando en un equipal del paso del viento entre los árboles, interrumpido por el sonido chistoso del perico. Es imaginarse lo que sucedía en el siglo pasado y enamorarnos más de nuestras costumbres, tradiciones y gastronomía.

Pero no solo es historia, es también el sitio perfecto para relajarse y dejarse consentir en el SPA que cuenta con más de 30 tratamientos corporales, faciales, de relajación y holístico, además cuenta con áreas que lo hacen un hotel muy completo tales como el jacuzzi, áreas de vapor, sauna, alberca, Temascal y actividades recreativas como son: paseos a caballo, bicicleta de montaña y una singular visita a las casas de los residentes de las rancherías. Como un servicio adicional se ofrecen excursiones a la Zona Arqueológica de los Guachimontones, a la ciudad de Tequila, y como servicio especial los extranjeros tienen la opción de visitar el centro histórico de Guadalajara y Tlaquepaque.

La Hacienda El Carmen cuenta 26Habitaciones, la cuales, de forma muy original se identifican con nombres, en lugar del tradicional número; también existen 4 salones para la realización de conferencias, seminarios y reuniones de trabajo, tiene servicio de Internet inalámbrico, satelital y telefónico, extensas áreas verdes y jardines, un campo de golf de 6 hoyos, una cava subterránea de vinos, además, se ofrecen servicios de banquetes para eventos sociales y familiares como bodas, XV años, cumpleaños, además que contar con una excelente gastronomía mexicana.

Como llegar:

Tome usted la carretera a Nogales y luego la que va a Ameca; pasando el Ingenio de Tala, sobre el mismo carril, encontrará un entronque que conduce a Teuchitlán y Etzatlán; ahí se da la vuelta a la izquierda y a 19 kms encontrará el letrero que dice Hacienda El Carmen.

 

Servicios:

Todo incluido, bar abierto con bebidas nacionales e Importadas.

  • 26 alcobas
  • Salones para sesionar
  • Spa holístico de clase mundial
  • Retaurant-bar cocina mexicana antigua e internacional
  • Banquetes
  • Actividades ecuestres
  • Piscina , jacuzzi, gym y pista de jogging

LEAVE COMMENT